13 Oct FIGURANDO

(En nombre propio, por Sílvia Recasens)

De pequeña jugaba a “figura que yo soy y que tú eres y que estamos en tal sitio y que hacemos cual cosa»

Con mis amigas creábamos una historia y actuábamos según el guión que habíamos inventado e improvisábamos, pero era importante seguir el hilo de la historia.

Actualmente y de vez en cuando, trabajo como figurante en ficción y le doy la misma importancia que cuando trabajo de protagonista en publicidad.

Por favor, no menospreciemos el trabajo de esas personas que se ganan la vida así, pensemos que si no fueran importantes para la producción, no los necesitarían.

A los figurantes les diría que se tomaran ese trabajo como cualquier otro, en el que se les exigiría seriedad y cumplimiento de su función.

Y a producción, que se les trate respetuosamente.

Me consta que la mayoría de uno y otro bando actúan correctamente, salvo algunas excepciones, pero igual que pueden aparecer en cualquier otro trabajo.

Lo que admiro de esos figurantes habituales es su persistencia y su tesón, ya que a veces se sienten cual indigentes, por la separación que se les practica (por ejemplo en el catering) o por las inclemencias del tiempo.

Yo, aunque sea duro, seguiré figurando de vez en cuando, todo es trabajo y gotitas que llenan el vaso de la economía mensual.



Uso de cookies

Esta página utiliza Cookies. Si continua navegando supone la acceptación del uso de estas. Si quiere conocer las condiciones de uso y deshabilitación de las mismas haga clic en leer másLeer más

ACEPTAR
Aviso de cookies